Our blog

No hay inversionista que no ponga en consideración los riesgos que debe tomar al tiempo en que invierte su dinero, visto que disfruta de las oportunidades de incrementar su capital inicial.

Y es que el inversionista está pensando en cómo ganar más dinero sin poner en demasiado riesgo su capital, bueno por lo menos el inversionista conservador piensa que su seguridad económica debe partir del menor riesgo al menor costo, así que invierte poco y a corto plazo, ya que de esa manera considera que tiene las cosas bajo control y que, además vigila el proceso que ha adquirido.

Es verdad, gana seguridad, pero cuánto ha incrementado sus ganancias a precio de no arriesgarse y mantenerse lejos de la volatilidad, ésta es una pregunta que dejamos en la mente crítica del lector inteligente.

Por tanto, la oportunidad de invertir se acompaña de la incertidumbre de perder o ganar, aunque siempre se quiere Ganar-Ganar y evitar situaciones que signifiquen la pérdida absoluta del beneficio-costo.

Qué tipo de inversionista soy en función de mi capital y mi nivel de riesgo

Aunque muchos dicen que el que no arriesga no gana, hay mucho de razón en ello cuando se aplica al perfil del inversionista que puede arriesgarse a más por más, ya que si conoce el escenario como inversionista-usuario esto le ayuda a soportar las decisiones en torno a una inversión con responsabilidad.

Por ahora, existen 3 modelos de inversionistas conocidos:

  1. Inversionista conservador: la prioridad es la seguridad de su inversión, así que elige un rendimiento al menor riesgo y en el menor tiempo; eso le da cierta seguridad que entiende como estabilidad, no obstante si su historial, la experiencia y el capital está como para ir a más, y no va por más, las dudas pueden privarlo de la buena oferta, y su seguridad se convierte en su zona de confort.
  2. Inversionista moderado: toma el escenario mediano de todo el universo del riesgo que podría representar un problema para su inversión en el camino, pero va seguro porque sabe que recibirá de ello, buenos rendimientos; para éste inversionista recorrer el camino por más, seguro de su perfil, lo aleja de la zona de confort todavía más.
  3. Inversionista agresivo: éste inversionista sabe que las cosas son arriesgadas de principio a fin, que cuenta con el perfil potencial de decidirse por el mayor monto y en el plazo más largo, está consciente y va sumamente seguro de la enorme inversión que hace, que toda inversión es una oportunidad de alcanzar la mejor inversión, puesto que sabe que se encuentra en el mercado de capitales.

En los tres modelos de inversión el dinero queda alineado a las necesidades de los tipos de inversionistas debido a que cuentan con un perfil construido en relación a su historial, experiencia y capital. Sin embargo, que puede abrir sus expectativas sobre decisiones muy bien colocadas, al saber que aplica para ir por más, mejorando su perfil y su nivel de inversión.

zonas de confort del inversionista

Leave a reply

Back to top