Publicado el

Aprende a ser un consumidor informado

En ocasiones, por necesidad o gusto adquirimos productos o servicios de los cuales desconocemos su efectividad, calidad, costo y procedencia. Por ello, es muy importante conocer todas sus características para obtener el mejor provecho y para evitar gastos mayores o dobles. Antes de adquirir un producto te recomendamos:

  • Pregúntate. Si realmente lo necesitas, revisa tu presupuesto para que no enfrentes en el corto plazo ningún desequilibrio financiero.
  • Infórmate. Sobre las ventajas, características, garantías y costos. Recuerda, puedes hacerlo por internet o directamente con las casas comerciales.
  • Asesórate. Solicita en la PROFECO algún tipo de recomendación o en su defecto las quejas a las que se ha enfrentado este producto o servicio.
  • Comparar calidad y precio. Visita diferentes tiendas, en ocasiones es probable que encuentres lo que necesitas a un mejor precio o con alguna promoción.
  • Prueba el producto. Visita la tienda donde lo vendan antes de adquirirlo y pide una prueba si es posible, te ayudará a no malgastar tu dinero.

Si deseas mayor información sobre este tema puedes navegar la página de la Procuraduría Federal del Consumidor, donde te brindarán asesoría sobre tus compras, así como revisión y evaluación de diversos productos.

Publicado el

Tu hogar es también tu patrimonio

Nuestro hogar no es sólo un simple espacio, a largo plazo forma parte de nuestro patrimonio.

Comprar una casa es una forma de invertir tu dinero a largo plazo, por ello debes de evaluar las formas de adquirir una.

Fíjate qué opciones tienes, entre ellas la de comercializar una propiedad usada que en realidad tiene ventajas gratificantes como hasta el 30% menos que el valor de nueva.

Entre ellas, que estás comprando un inmueble a un precio justo y más bajo, por tanto, tu inversión puede ser menor.

Antes debes conocer los criterios ideales para adquirir una buena opción, lee éstas siguientes consideraciones para que las tomes en cuenta a la hora de hacerlo:

  • Una casa usada debe tener una antigüedad mayor a 5 años: entre 5 a 20 años.
  • Revisar las condiciones del inmueble.
  • La ubicación y las vías de acceso o comunicación.
  • Determinar el espacio y la funcionalidad de la casa.
  • Hacer una evaluación de los vicios ocultos, que seguramente serán menores que la de una nueva, ya que el uso, le habrá dado mantenimiento.

Busca la mejor alternativa para el inmueble usado analizando costo-beneficio, que sabes significará la mejor compra de un bien y raíz.

Publicado el

Tres secretos para invertir

  1. Ahorrar es la base de todo
    • Optimiza tus finanzas, reserva una parte de tus ingresos y destínalo al ahorro.
  2. Invierte pensando a largo plazo.
    • A mayor plazo mejores rendimientos.
      Busca que tu inversión esté siempre protegida.
  3. Diversifica tu inversión.
    • Las ganancias de unos pueden compensar las pérdidas de otros. Por ello es importante diversificar tu inversión, esto significa que al distribuir tu dinero entre varios activos financieros de diferentes niveles se logra disminuir el riesgo, sin perder el porcentaje de rendimiento esperado.
Beneficios de invertir
  • Protege tu patrimonio de las bajas de la economía.
  • Cuentas con liquidez para evitar la pérdida potencial de valor en la venta de instrumentos financieros.
  • Cubre diferentes grados de liquidez para alcanzar metas con diferentes horizontes.
  • De este modo, invertir tiene como ejes el ahorro, el plazo y la diversificación.

Si deseas invertir y controlar los riesgos busca un portafolio de inversión diversificada con productos de inversión de distintos tipos. Aquí tienes algunos ejemplos:

  • Pagarés bancarios: donde tu le prestas tu dinero a una institución financiera y esta te devuelve en una fecha determinada la cantidad prestada más un rendimiento, el riesgo de inversión es bajo.
  • Fondos de inversión: es un instrumento donde varios inversionistas juntan sus recursos para comprar activos que no podrían comprar de manera individual. Los más comunes son los fondos de deuda y renta variable, con un nivel de riesgo moderado
  • Compra de acciones: es una inversión directa hecha a través de una casa de Bolsa, el inversionista compra acciones o instrumentos de deuda de renta variable y el riesgo es alto.
  • Inversión inmobiliaria: Una buena oportunidad de inversión la puedes encontrar en adquisición de inmuebles, ya sean nuevos, usados o en litigio, puedes ser comprar un inmueble a un precio muy por debajo de su valor comercial y con la adecuada asesoría legal e inmobiliaria ponerlos en orden y listos para ser vendidos al precio real con un amplio margen de ganancia.

Es importante que consideres la guía de un asesor financiero especializado que te ayude a crear una estrategia para distribuir tus inversiones de acuerdo a tus necesidades, metas y plazos de recuperación. Recuerda, que entre más instrumentos de inversión pongas en tu portafolio, tendrás menor riesgo para tu capital y podrás asegurar el rendimiento esperado.

Finalmente, para maximizar el rendimiento del portafolio de inversión debes aprovechar las condiciones y los cambios del mercado son la mejor manera de asegurar tu patrimonio.