Blog


julio 28, 2017


El dinero no debe ser un impedimento para seguir preparándote, y enfrentar el futuro.

Un crédito educativo es un préstamo que financia hasta el 100% de tus estudios universitarios, postgrados o diplomados. Son ofrecidos por instituciones bancarias y por instituciones especializadas en créditos para un destino específico como las sociedades financieras de objeto limitado (Sofol) o sociedades de financieras de objeto múltiple (Sofom) quienes establecen convenios con las instituciones educativas y en conjunto pueden resultar una buena oferta.

Investiga qué instituciones financieras tienen convenios con la escuela de tu interés y si la profesión que deseas estudiar esta incluída en el plan de financiamiento.

Al solicitar el financiamiento infórmate con la institución financiera acerca de las condiciones del préstamo; algunas financieras te requerirán un coacreditado u obligado solidario que responderá por ti, si incumples tus pagos, estos pueden ser tus familiares en línea directa.

Ahora bien, la forma de pago es uno de los elementos de decisión que debes sopesar con mayor atención. El esquema general de pago se divide en dos fases: durante el periodo en el que cursas tus estudios, donde generalmente pagas sólo los intereses haciendo que tus pagos sean menores; y al egresar de la carrera después de un periodo de gracia de seis meses en los que debes ingresar al mercado laboral y comenzarás a pagar montos mayores que incluyen intereses y pagos a capital.

Te sugerimos identificar y comparar:

  • Esquema de pagos: pueden ser fijos o variables en periodos mensuales o quincenales.
  • Plazo: es el tiempo para pagar el financiamiento en relación con el tiempo que dura los estudios, puede ser hasta doce años.
  • PerÍodo de gracia: es el tiempo que la financiera te otorga al terminar tus estudios para que ingreses a mercado laboral y puedas realizar aportaciones a crédito mayores, en general te dan seis meses.
  • Monto: es la cantidad de dinero que te prestarán para financiar tus estudios, puede ser del 30% hasta el 100%.
  • Seguro de vida: si llega a fallecer el titular del crédito o el coacreditado la cantidad que resta por pagar queda cubierta por el seguro asegurando la liquidación de la deuda por un lado, y por otro, que se asegure el total de tus estudios.
  • Comisiones: son los pagos asociados al crédito (apertura, penalización, administración, etcétera)
  • Tasa de interés: es el costo del crédito expresado en porcentaje establecido al momento del otorgamiento del crédito y regularmente permanece fijo durante toda la vida del financiamiento.
  • Costo Anual Total (CAT): es un indicador del costo total del crédito incluyendo tasa de interés, comisiones y seguro. Entre más alto sea el CAT más alto resultará el crédito.
  • Garantías: algunas financieras piden un bien en garantía el cual disminuye el riesgo del crédito y asegura que lo pagues.

Cualquiera que sea el motivo por el cual deseas asegurar tus estudios al final estás asegurando tu futuro a través de la inversión educativa. Y como tal, los frutos requieren constancia, paciencia y decisión.  Esto es el éxito de invertir.

Invierte en tu educación, asegura tu futuro.

Leave a reply

Filtrar inmuebles
Elija el rango de precios o la zona donde ese encuentra el inmueble.
show blocks helper
Back to top